Pienso y pienso y no encuentro ni una sola razón para llamarte por más que intento poner en una balanza. Las pocas cosas buenas las malas siempre salen ganando intento buscar tan solo un recuerdo bueno pero no lo encuentro por ningún lugar intento engañarme a mi misma tratando de entender las cosas malas y convertirlas en buenas pero entré más lo intentó más me decepcionó al ver que no hay ni siquiera un solo motivo para llamarte madre ;;

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s