No te juzgó ni te odio en realidad no tengo nada que decirte hoy te das cuenta de todos tus errores y agachas la mirada por que no puedes con la culpa de tu pasado me pides que te entienda pero jamás lo entenderé cómo alguien cómo tú puede llevar la misma sangre que yo pero lastimosamente nosotros no podemos elegir ala familia simplemente es la que nos toca y hay que aceptarla

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s